Bolas chinas para la incontinencia urinaria

Si estás buscando bolas chinas para la incontinencia urinaria, para el embarazo o para la recuperación postparto ¡sigue leyendo!. Te contamos qué son, para qué sirven, cuando usarlas y cuando no, y cuáles son sus beneficios entre otras muchas cosas. 

 

¿QUE SON las bolas chinas?

Las bolas chinas, conocidas también como bolas de geisha o bolas Ben Wa, son una o varias esferas que se introducen en la vagina con fines terapéuticos o fines sexuales. 

Cuenta la historia que hace unos 1500 años aproximadamente, los consejeros de un emperador japonés decidieron emplear unas esferas de marfil para que las Geishas que le servían estuvieran siempre lubricadas, y así pudieran satisfacer las necesidades sexuales del emperador en cualquier momento. Es por ello, que las bolas chinas también se conocen como bolas de Geisha.

Por otro lado, en China, no se sabe si antes o después que en Japón, también empezaron a usar como juguete sexual unas esferas hechas principalmente con metal pulido que se hacían llamar bolas Ben Wa.

En la actualidad las bolas chinas se comercializan en prácticamente todo el mundo. Pudiendo encontrar en el mercado bolas chinas de  tamaños,  pesos y materiales muy distintos.

 

LAS BOLAS CHINAS como método de prevención y tratamiento

Las bolas chinas pueden usarse tanto para prevenir disfunciones del suelo pélvico como para tratar o mejorar la incontinencia urinaria y demás síntomas que puedan haber surgido como consecuencia de tener una musculatura perineal débil o hipotónica.

 

¿PARA QUÉ SIRVEN LAS BOLAS CHINAS?

Puede que no tengas ningún síntoma que te haga pensar que tu periné no funciona correctamente, sin embargo, para prevenir alteraciones a largo plazo es recomendable usar las bolas chinas en los siguientes casos:

    • Si estás planeando quedarte embarazada o ya has dado a luz .
    • Si practicas deportes hiperpresivos o de elevado impacto como es el aerobic, el running, el padel, el tenis, etc.
    • Si tienes sobrepeso u obesidad, tos crónica y/o estreñimiento.
    • Si ya tienes la menopausia.
    • Si a diario y de forma frecuente debes alzar la voz, cantar o levantar cargas pesadas.
    • Antes y después de someterte a una cirugía abdominal, pélvica o perineal (p.ej: histerectomía, cesárea programada, apendicectomía, etc).

 

Por otro lado, las bolas chinas también son una fantástica herramienta terapéutica, que tras haber consultado con un especialista, pueden emplearse para el tratamiento de alteraciones del suelo pélvico en las que nos interese fortalecer y aumentar el tono del suelo pélvico. Por ejemplo, podríamos usar las bolas chinas como parte del tratamiento de:

      • la incontinencia urinaria de esfuerzo y mixta
      • la recuperación del suelo pélvico  después de dar a luz (una vez pasada la cuarentena)
      • si no sientes casi nada en las relaciones sexuales porque tu suelo pélvico está débil. 
      • Tras someterse a una cirugía genitourinaria o pélvica, generalmente pasadas seis semanas de la cirugía.

 

¿CUÁNDO NO SE RECOMIENDA USAR BOLAS CHINAS?

NO USES LAS BOLAS CHINAS SI…
  1. Tienes infección vaginal y/o de orina.
  2. Cuando te las pones o al tenerlas dentro sientes dolor.
  3. Hace menos de 6 semanas que te has sometido a una cirugía pélvica o genitourinaria.
  4. Durante el embarazo y tras el parto, si nuestro ginecólogo/matrona nos desaconseja su uso.
  5. Quieres tener relaciones sexuales con penetración.
  6. Durante la menstruación, especialmente si llevas puesto un tampax o copa menstrual.