FISIOTERAPIA EN LA DIÁSTASIS DE RECTOS ABDOMINALES

¿Acabas de dar a luz y tu musculatura abdominal ya no es lo que era?, ¿Tus rectos abdominales están muy separados?¿Quieres recuperar tu abdomen?

diastasis de rectos abdominales stop diastasis
 
Si te sientes identificada con alguna o varias de las preguntas anteriores, sigue leyendo, esta situación puede mejorar en muchos casos sin necesidad de entrar en un quirófano.

Durante y después del embarazo muchas mujeres experimentan un incremento de la separación de los rectos abdominales o diástasis abdominal como consecuencia del estiramiento y disminución del grosor de la línea alba. Se trata de una alteración que afecta entre un 50-70% de las mujeres embarazadas y que frecuentemente merma la estética abdominal en Sigue leyendo

Estreñimiento: Recomendaciones, ejercicios y fisioterapia.

Cuando el estreñimiento forma parte de nuestro día a día debemos ponernos manos a la obra, pues se trata de una alteración que a largo plazo puede tener consecuencias negativas: incontinencia urinaria, descenso y salida de órganos pélvicos por la vagina (prolapsos), hemorroides, varices, etc. Por ello te recomiendo que sigas leyendo, en este artículo te ofrecemos una serie de recomendaciones que te ayudarán a mejorar tu tránsito intestinal en poco tiempo.

Casi todas las personas sufren estreñimiento en algún momento de su vida, cerca de 8 millones de españoles están “estreñidos” y de ellos un 35% padecen estreñimiento de forma crónica. Se trata de una alteración que afecta especialmente a las mujeres (75% de los casos) como consecuencia del embarazo, el posparto, el sedentarismo o factores psicológicos diversos. Además, en las mujeres, las hemorroides suelen considerarse una consecuencia directa del estreñimiento crónico.

Sigue leyendo

10 COSAS QUE TODA MUJER DEBERÍA SABER

¿Sabías que tu clítoris es como un iceberg del que únicamente es visible su vértice; y que puede que el famoso “punto G “no exista?¿Dirías que tu vagina es capaz de crecer, o que con unos simples ejercicios puedes mejorar la calidad de tus orgasmos?

Si quieres conocer en mayor profundidad tu periné sigue leyendo, te sorprenderá lo que puedes llegar a aprender.

Sigue leyendo

¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN LOS CONOS VAGINALES?

¿QUÉ SON LOS CONOS VAGINALES?

Los conos vaginales son dispositivos de acero inoxidable recubiertos por una capa de plástico de  forma casi cilíndrica con un hilo de nylon situado en uno de los extremos que facilita su extracción. Éstos se introducen en el tercio medio de la vagina (a nivel del diafragma pélvico) en posición vertical, quedando el hilo en la parte externa vaginal (Véase la Figura 1).

¿PARA QUÉ SIRVEN?

Actualmente numerosos estudios científicos han demostrado que los conos vaginales permiten aumentar el tono y la fuerza de la musculatura del suelo pélvico y con ello:

Sigue leyendo

LA VULVODINIA: UNA GRAN DESCONOCIDA

¿QUÉ ES LA VULVODINIA?

El International Society for the Study of Vulvar Diseases define la vulvodinia como el dolor crónico o molestia que concierne a la vulva durante más de 3 meses y para el cual no se ha podido encontrar la etiología concreta1. Cuando la etiología es evidente (p.ej: liquen sclerosus), no se considera vulvodinia, sino que estaríamos hablando de que la mujer presenta dolor vulvar crónico secundario al liquen sclerosus. Por tanto, la vulvodinia es un diagnóstico de exclusión. De hecho, las mujeres con vulvodinia en muchas ocasiones no emplean la palabra “dolor” para describir su malestar. Más bien usan palabras como picor, ardor, escozor, pinchazos y/o irritación1.

Sigue leyendo

INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO EN GERIATRÍA

En la creciente población mayor la incontinencia urinaria (IU) forma parte y es uno de los denominados grandes síndromes geriátricos. Calificación que deriva de su elevada prevalencia e incidencia, su asociación con otros grandes síndromes y su impacto negativo a nivel psicológico, médico, higiénico, social, funcional y económico que resultan en un pronunciado deterioro de la calidad de vida de las mujeres mayores que conviven a diario con las pérdidas involuntarias de orina.

5-ejercicios-para-personas-mayores-3

En este ámbito, la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE) es una patología que afecta en gran medida a la población femenina. Que abarca un amplio rango de edades: niñas, adolescentes, mujeres embarazadas, mujeres en el post-parto, mujeres menopáusicas, mujeres mayores, etc. Asociándose de forma directa la edad con la IUE.

Sin embargo, se trata de un síndrome infradiagnosticado y consecuentemente infratratado. Pues habitualmente las personas mayores no informan sobre las pérdidas involuntarias de orina a los profesionales sanitarios por considerar que forma parte del envejecimiento normal, por vergüenza o retraimiento, o por desinformación acerca de la posibilidad de mejorar o curar los síntomas a través de tratamiento conservador. Favoreciendo así el declive de su estado biopsicosocial.

En este campo los fisioterapeutas disponemos de muchas herramientas para tratar de forma conservadora las distintas formas de incontinencia urinaria. Entre ellas, cabe destacar el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico (EMSP), el cual se ha establecido como tratamiento conservador de primera línea en el abordaje de la incontinencia urinaria de esfuerzo, mixta y de urgencia. Aunque también existen otras formas de tratamiento conservadoras, como son los fármacos, las modificaciones en los hábitos de vida y los tratamientos paliativos. Ahora bien, cuando el abordaje conservador fracasa o es insuficiente se procede con las intervenciones quirúrgicas pertinentes en cada caso.

A continuación se presentan las distintas formas posibles de incontinencia urinaria y su epidemiología, describiendo las repercusiones que conlleva la IU a nivel biológico, psicológico, social, económico y en la calidad de vida de las personas mayores. Al mismo se detallan los cambios que tienen lugar en estas estructuras perineales como consecuencia del envejecimiento, las causas de la incontinencia urinaria de esfuerzo y las distintas formas de tratamiento de la misma. Todo ello con el fin de facilitar la comprensión de las distintas opciones terapéuticas empleadas para tratar la incontinencia urinaria en el ámbito de la fisioterapia.

Sigue leyendo

PREVENCIÓN DEL TRAUMATISMO PERINEAL

El traumatismo perineal se define como “cualquier daño genital producido durante el parto, de forma espontánea o como consecuencia de una incisión quirúrgica o episiotomía”. Se trata de una alteración perineal que afecta a más de un 85% de las mujeres y que conlleva consecuencias físicas, psicológicas y sociales tanto en el postparto inmediato como a largo plazo2-3.

Así pues, atendiendo a la elevada prevalencia, la prevención del trauma perineal además de beneficiar a un gran número de mujeres permitiría reducir el coste del parto (minimizando el número de suturas y sus secuelas) y la necesidad de cuidados médicos de las futuras madres.

antes-despues-embarazo

Para ello los fisioterapeutas especializados en uroginecología y obstetricia disponemos de las siguientes herramientas que se emplean y recomiendan con frecuencia con el fin de prevenir los traumatismos perineales: el masaje perineal, el entrenamiento de la musculatura perineal y la aplicación de compresas calientes. Los cuales permiten mejorar las características anatomofuncionales del periné y reducir el riesgo de lesión del suelo pélvico en el momento del Sigue leyendo

PROLAPSO DE ÓRGANOS PÉLVICOS O “BULTO” VAGINAL

Tras el parto y a medida que nos vamos haciendo mayores la calidad de los tejidos perineales encargados de sujetar y mantener las vísceras pélvicas en su posición anatómica normal se ve alterada. Esta condición en muchos casos provoca que los órganos contenidos en el periné desciendan por el efecto de la gravedad, haciéndonos sentir como si tuviéramos un bulto dentro de nuestra vagina, un bulto que en algunos casos se asoma al exterior (sobre todo al realizar esfuerzos).

En esta entrada hablaremos de los principales tratamientos empleados en la actualidad para abordar estos bultos, los prolapsos de órganos pélvicos, basándonos en la evidencia científica. Veremos como la solución del prolapso no tiene porqué ser quirúrgica. Ya que en muchos casos el abordaje fisioterápico permite mejorar los síntomas y evitar que el prolapso empeore.

 

¿QUÉ ES UN PROLAPSO?

El prolapso de órganos pélvicos (POP)  se define como el “descenso sintomático de la pared vaginal anterior, de la pared vaginal posterior, y/o del ápex o bóveda de la vagina (cuello uterino / útero)”1. Esto quiere decir que uno o varios de los órganos contenidos en la pelvis (vejiga, útero, recto) al no estar bien sujetos dentro de la cavidad pélvica, descienden y salen a través de la vagina hacia el exterior.

En este caso el problema no empieza en el órgano que desciende, sino en la alteración de los tejidos que sujetan dichos órganos.

Se trata de una alteración de la posición anatómica normal de los órganos que están dentro de la pelvis como consecuencia de la disfunción de los mecanismos músculo-fasciales y ligamentarios de sostén perineal2-4. De modo que estos órganos podrían sobrepasar el introito (orificio de la vagina), pudiendo observarse fuera del canal vaginal.

Prolapso uterino o histerocele

Figura 1: Prolapso uterino o histerocele.

 

tipos de prolapsos

Se distinguen distintos tipos de prolapsos en función del órgano que desciende:

1. Cistocele o prolapso de vejiga:

La vejiga cae hacia la vagina, por lo que se nota un bulto en la pared anterior de la misma. Muchas veces el prolapso de vejiga se asocia a un prolapso de uretra (el conducto que comunica la vejiga con el exterior).

 

2. Rectocele o prolapso rectal:

El último tramo del intestino grueso, antes del ano, cae hacia la vagina, formando un bulto en la parte posterior de esta. Consecuentemente se altera la posición del recto, afectando al movimiento intestinal y pudiendo desencadenar: estreñimiento, hemorroides, vaciado incompleto de heces, sensación de presión y obstrucción intestinal.

 

3. Enterocele:

Las asas intestinales descienden por el hueco del recto y la parte posterior de la vagina. Puede ocurrir de forma aislada o asociarse a rectocele o también a prolapso uterino.

 

4. Histerocele o prolapso uterino:

El útero baja por el interior de la vagina, asomando primero el cuello y después el cuerpo uterino. En los histeroceles de mayor gravedad el útero sale al exterior a través de la vagina.

 

5. Prolapso de la cúpula vaginal:

La caída de la cúpula vaginal es frecuente en mujeres que les han extirpado el útero, en este caso la vagina se da la vuelta como un calcetín, quedando la parte interna por fuera.

 

 

GRAVEDAD DEL PROLAPSO

Atendiendo a su gravedad, el prolapso puede clasificarse en cuatro grados:

  • GRADO 1 o LEVE: descenso ligero en el interior de la vagina.
  • GRADO 2 o MODERADO: el descenso llega a la entrada de la vagina.
  • GRADO 3: el órgano descendido traspasa el orificio vaginal hacia el exterior, la mujer puede notar el bulto cuando está andando y, sobre todo, al realizar esfuerzos.
  • GRADO 4 o total: el órgano (vejiga, útero o recto) sale completamente al exterior, tanto al hacer un esfuerzo como en reposo.

En  esta imagen podemos ver un ejemplo de un prolapso uterino. Si os fijáis en la imagen de la izquierda vemos un útero en la posición anatómica normal dentro de la pelvis. Y en las siguientes imágenes vemos los distintos grados de prolapso uterino. Observamos de izquierda a derecha cuál es el grado o gravedad del prolapso en función de la posición de descenso en la que se encuentra dicho órgano .

 

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

Habitualmente el prolapso genital se detecta en mujeres asintomáticas6, 7, aunque un 3-28% presentan algún síntoma. El síntoma más común y con mayor valor predictivo (81%)5-7 sobre el POP es la sensación de “pesadez” o “bulto” en la vagina, al que se pueden asociar Sigue leyendo